lunes, 16 de febrero de 2009

dame el empetré, vieja

Situación:

Estoy volviendo de la facu. Escucho The Cure con los auriculares desde el celular. Lunes 11 de la noche. Corrientes y Boulogne sur mer. Esquina.
Cruzo la vereda. Grupo de púberes de actitud sospechosa (todo en mi barrio tiene actitud sospechosa). Columna de edificio en la esquina. Parte la vereda en 2.
Grupo de púberes sospechosos pasan de un lado, yo voy por el otro. El mas niño de todos, unos 10 años, se para, yo sigo caminando. Siento que me dice algo, gesticula con un liston de madera liviana.
Me saco un auricular. Escucho:

Niño con palo
Dame el empetré vieja

Yo
¿Ah? ¿¡De qué me hablas pendejo!?
(Veo el palo)

Niño con palo
¡¡Dame el emepetré, dame la mochila, vieja!!

Yo
(Me pongo de vuelta el auricular, empiezo a ver si hay algun policia cerca, pongo cara de no entender nada. Pero en realidad pienso en que no le voy a dar una mierda)

¡¿AH?!

(Empiezo a rodearlo en el caminar, mirandolo en todo momento, pensando como agarrarle el palo sin que me lo rompa en la cara, no pienso darle la espalda)

Niño con palo
¡¡Te voy a da un palazo, eh!!

El nene toma impulso con el brazo y el palo, yo intento darle una patada. Me pega por debajo de la rodilla. Sale corriendo.

Sigo caminando de lo mas bien hasta llegar a mi casa.

Pendejo boludo.

1 comentario:

Seba dijo...

Eso te pasa porque te cruzaste de vereda. Siempre digo lo mismo. ¡No te cruces porque eso ofende! Por ahí no te querían hacer nada, pero como vieron que te cruzaste para evitarlos dijeron "qué se hace la cheta ésta".

Igual, de ahora en mas llevá un tramontina en la cartera y ejercé la ley KIM.

S.C.